8 de febrero de 2011

Transmitir la pasión por aprender

En la entrada anterior hacía mención a los planteos de Javier Martínez Aldanondo. Hoy recibí, vía mail, el Newsletter de RedAGE, en el cual está publicada una entrevista que contiene algunos "mandamientos" que podrían considerarse, por lo menos polémicos. Transcribo algunos y dejo el enlace de la nota completa.

• La motivación es la energía del aprendizaje;

• Los profesores creemos que las personas quieren aprender lo que nosotros les queremos enseñar lo que es falso, quieren aprender lo que les interesa a ellos;

• Cuanto más habla un profesor, menos aprenden los alumnos;

• Para aprender no hace falta estudiar, no es necesario hacer cursos ni hacen falta contenidos;

• Las personas aprenden haciendo y no escuchando o leyendo aunque el colegio asocia aprender a estudiar. Si tienes buenas notas entonces eres inteligente y la vida se divide en asignaturas. Sin práctica, sin reflexión profunda y sin feedback no hay aprendizaje. La práctica hace maestros;

• El error es uno de los elementos esenciales del aprendizaje. El aprendizaje surge de la confusión;

• La tecnología no mejorará un modelo que no funciona sino que lo empeorará;

• Para aprender lo importante son las preguntas que te haces. El colegio sin embargo está lleno de respuestas a preguntas que nunca te haces y que por tanto no te interesan;

• No hay nada más sencillo que innovar en educación, sólo hace falta cambiar dos cosas: qué se enseña y cómo se enseña;

• El paradigma escuela, profesor, aulas, horarios, asignaturas, exámenes, notas, etcétera, tiene sus días contados;

• El colegio es una competición donde unos pocos ganan y el resto no;

• Las personas sabemos aprender pero no sabemos cómo aprendemos. El sistema educativo te convence de que aprender es un proceso externo a tí, del que no eres responsable;

• No aprendes algo hasta que no lo haces y, sobre todo, lo recuerdas y lo sigues haciendo años después. El cerebro no acumula datos, conceptos y fórmulas, sino que almacena casos, historias, errores, proyectos, etcétera;

• Una de las principales funciones de un profesor debiese ser transmitir a sus alumnos la pasión por aprender;

• Si lo que quieres es enseñar no se puede practicar, pregúntate si merece la pena enseñarlo;

• Los exámenes han logrado trivializar la educación al punto de equipararla a los concursos de televisión: se trata de acertar respuestas correctas y ganar premios;

• Enseñar no es una actividad posible, aprender sí lo es.


Entrevista a Javier Martínez Aldanondo en RedAGE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitar el blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...