27 de septiembre de 2014

Sobrevivir en las redes sociales

Como plantea Dolors Reig, somos individuos conectados, la sociabilidad es un elemento fundamental en la naturaleza del ser humano. El uso de las redes sociales trae muchas ventajas en los distintos ámbitos de nuestra vida. Ahora bien, debemos atender a algunos efectos que pueden llegar a convertirse en perjudiciales o preocupantes. Haremos mención a tres de ellos: FOMO (Fear of Missing Out), mirar imágenes de comida #FoodPorn y el síndrome de vibración fantasma.

FOMO: Fear of Missing Out
Cada vez son más las personas que sienten que su vida es mucho menos interesante que la de sus conocidos y que tienen siempre la sensación de estar perdiéndose algo.
Cualquier buen momento se rompe al descubrir que alguno de tus colegas está pasándolo fenomenal en algo que desconocías. Las redes sociales, en las que solo se cuenta lo bueno, se están convirtiendo en un nuevo elemento de agobio que ya tiene nombre: FOMO, Fear of Missing Out.

FOMO es un miedo social que siempre ha existido: la exclusión, el saber que tus colegas van a algo o tienen algo mejor que tú. Pero gracias a los smartphones y a la ubicuidad e instantaneidad de las redes sociales, ese miedo se ha convertido en un acompañante habitual.
Al consumo clásico aspiracional, querer siempre algo que no tenemos y que creemos es imprescindible para nuestra felicidad, se une ahora la angustia de saber constantemente que nos estamos perdiendo algo, de no poder disfrutar lo que estas haciendo en un momento concreto porque a la vez sabes a ciencia cierta, gracias a tu celular y Twitter, que te estás perdiendo otra cosa. Ahora siempre sabes qué están haciendo tus amigos, y por lo tanto qué te estás perdiendo. Eso es lo que puede generar ansiedad y una sensación de falta de adaptación o exclusión.
De pronto para mucha gente quedarse un fin de semana tranquilo en casa se convierte en motivo de ansiedad. El consumo de tiempo libre pasa a ser otro motivo de preocupación.


#FoodPorn
Se le llama food porn (pornografía de comida) a todas esas fotografías de comida que se ven totalmente deliciosas y que son compartidas en todas las redes sociales, especialmente en sitios como Instagram. Ver estas fotos tienen varios efectos en tu cerebro:

-Mirar fotografías de comida que te parece deliciosa puede hacer que te den ganas de comer, incluso si acabas de terminar de hacerlo, porque el cerebro es estimulado directamente en los centros que controlan el hambre.
-Según un estudio en The Journal of Neuroscience ver fotografías de comida que luce deliciosa puede causar que comas más de lo que necesitas y en los peores casos terminas con una adicción a la comida.
-También existe evidencia de que cuando ves las fotografías de todos los platos maravillosos que han ido a comer tus amigos en redes sociales, los compares con lo que tú comerás o estás comiendo en ese momento y el sabor te cambie completamente y se haga soso.

—Síndrome de vibración fantasma

Hay estudios que sugieren que el uso excesivo del celular puede llegar a modificar el cerebro humano y, en algunos casos, llegar a dañarlo con un efecto similar al de algunas drogas. Aun más, los dispositivos móviles –incluidas las tabletas– pueden generar padecimientos físicos entre los que se encuentran el síndrome del túnel carpiano y el ojo seco, así como trastornos psicológicos como el cibermareo, el síndrome de la vibración fantasma, fobias y adicciones.
En la actualidad, y con el uso constante y desmedido del teléfono celular, se ha desarrollado un extraño fenómeno que se puede observar en todo el mundo: Las personas escuchan o sienten a su teléfono celular vibrar, pero en realidad el dispositivo se encuentra en total silencio y completamente quieto. A esta situación se la denomina “síndrome de vibración fantasma”.

Este síndrome es para muchos un mal generado por el abuso de la tecnología, y para otros simplemente se trata de una relación que el cerebro intenta realizar con las nuevas formas de hacer las cosas.
Sin embargo, no todo lo que nos pase puede ser relacionado con el uso de dispositivos; si esto nos sucede muy a menudo, entonces quizás sea un indicio de ansiedad u otro trastorno psicológico, lo que deberá ser tratado por un especialista.


En este video (en inglés, subtitulado en español) se hace referencia al síndrome de vibración fantasma, junto a otros efectos negativos que producirían las redes sociales si no se usan de forma moderada. 




Fuentes│
-Así es como las redes sociales afectan a nuestro cerebro. Por Gabriela González. (24/0914). En el blog Think Big.
-FOMO: El miedo a perderse algo (Fear of Missing Out). Por Alberto Knapp Bjerén. (20/03/12). En el blog Con$umidos. El País.
-#Foodporn o cuando la comida encontró el Social Media. ( 19/08/2014). En lamaga comunica.
-Sientes que tu celular vibra y no es así?  (14/09/14). En Informática Hoy.
- El uso excesivo del celular podría cambiar su cerebro. (22/09/14). En Tecnósfera. El Tiempo. Colombia.

Actualización│
Qué es el FOMO y cómo saber cuánto te afecta creer que te estás perdiendo de todo. "Fear of Missing Out", se trata de un concepto relativamente nuevo que podría afectar a casi dos tercios de la población: sentir que te estás perdiendo demasiadas cosas mientras los demás se divierten. Por Gabriela González. Publicado en Hipertextual (07/01/2015)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitar el blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...